velaSi les dijera que con la siguiente formula “C = I + V + M” dejarían de percibir de forma errónea el sufrimiento en sus mentes , qué pensarían: ¿es un nuevo descubrimiento? ¿es una fórmula mágica? ¿es una tontería más? o por el contrario su curiosidad les llevaría a dejar una puerta abierta por si acaso esto fuera una nueva realidad, un nuevo método o un secreto desvelado.

En el taller para la Autorrealización que por segundo año estoy impartiendo desde el mes de Octubre, cuya duración será de ocho meses, he comenzado con esta fórmula, para que los participantes conozcan y comprendan que esta fórmula es una vía con el potencia necesario para poder llegar si la aplicamos correctamente,  a conocer quiénes somos realmente, es decir cuál es nuestra verdadera naturaleza búdica.

En todo deseo noble de querer llegar a algo se requiere inicialmente una energía que llamaremos Intención. Esta nos permitirá centrar y establecer en nuestra mente y sistema neuronal  el objetivo que deseemos. Por otra parte para que esta intención sea estable y firme necesitamos otra energía muy importante la Voluntad. La intención sería como el ladrillo y la voluntad el cemento o pegamento que unirá los distintos ladrillos (grados de intención) de esta forma iremos construyendo gradualmente nuestro propio edificio de la transformación (el despertar). Estas dos energías en grado positivo, son por si mismas elementos fundamentales para cambiar nuestro Karma (ley de causa y efecto).

Pero ahora necesitamos dar un poco de alegría a todo este conglomerado de cosas y para ello utilizaremos un nuevo ingrediente energético la Motivación, ella nos permitirá dar sabor a nuestros pensamientos, palabras y acciones sin caer en la insatisfacción, cosa que como muchos de ustedes saben, sucede con frecuencia en todo trabajo interior. Por lo tanto la suma de estas tres energías comentadas seria igual al Compromiso, formula que nos quedaría:

Compromiso = Intención + Voluntad + Motivación

Quizá ahora puedan ustedes comprender que sin el desarrollo del compromiso inicial con uno mismo no es posible ayudar a los demás y si no puedo realizar esta acción, no podre realizar la autorrealización. Recordemos que todo es impermanente, interdependiente y todo está cambiando en todo momento.

Pero lo positivo es que esta fórmula no solo es válida para este noble fin de conocer nuestra verdadera naturaleza, sino que también nos es útil para nuestro día a día. Por ejemplo, si queremos meditar media hora todos los días y no caer en la pereza, pues simplemente adquiero el compromiso con esta acción. Pero atención no todo es de color de rosa, como seguidamente veremos.

Como seguro os habréis dado cuenta, si no ponemos unos buenos ingredientes de calidad en esta formula no obtendremos un buen resultado y para que esto no suceda tenemos que empezar de forma independiente cultivando las semillas de la intención por su lado, la voluntad por otro y por último la motivación . Tenemos que fortalecer estos elementos energéticos individualmente para después sumarlos y obtener un compromiso fuerte y estable. Para ello tenemos que aprender a  relajar y aquietar nuestro cuerpo y mente de forma gradual, podéis utilizar si queréis el audio de relajación cuerpo mente que os podéis bajar en este blog o cualquier otro audio que realmente sea eficaz y se adapte a cada uno.

El compromiso crea la estabilidad necesaria para la Autorrealización.

Para los que comenzáis por primera vez con ocho semanas aproximadamente de esta práctica de relajación comenzaremos a sentirnos más estables y armoniosos, no en todos surgirá por igual depende de nuestro estado mental inicial, pero con paciencia lo conseguiremos, igual que lo han conseguido muchos otros. Para los que tengan ya experiencia y lleven mucho tiempo practicado la relajación y meditación, solo tienen que conectar estas tres energías para obtener el compromiso y llegar a conocer su verdadera naturaleza de amor, inteligencia y energía.

Un fuerte abrazo de alegría

Tagged with →  
Share →