En unas cuantas ocasiones he comentado en el taller, lo de la búsqueda que no se encuentra así misma. Si ponemos atención en esta frase encontraremos la respuesta a la pregunta ¿Quién soy yo?

Insistentemente estamos de forma compulsiva buscando lo que ya somos, creemos que algo o alguien nos darán en algún lugar nuestra verdadera identidad, pues lo siento, pero podemos quedarnos sentados una eternidad esperando , que la respuesta no vendrá de ese modo. La búsqueda que no se encuentra así misma viene a decirnos que en algún momento de nuestra vida tenemos que darnos cuenta, que hay que parar esta búsqueda pregunta-respuesta. Este círculo de búsqueda en él que nos encontramos, es nuestra jaula, en donde por muchas vueltas que demos  no encontraremos la relidad de las cosas, así de simple, los objetos físicos o no físicos de este universo solamente nos podrán hacer ver lo que no somos (ver los cinco agregados).

Hoy la ciencia del siglo XXI ha dado pasos muy importantes y especialmente la física de partículas, concretamente el último descubrimiento del bosón de Higgs, partícula según  los expertos del Cern, es la creadora de la materia. Pero creo que este es una vez más un descubrimiento temporal el cual nos llevara hacernos  la nueva pregunta ¿qué hay detrás del bosón de Higgs?  y así de forma continua estaremos en la búsqueda que no se encuentra así misma, por la sencilla razón que detrás de lo descubierto se encuentra nuevamente causas y condiciones y así cíclicamente, y en el transcurso de este camino surgirá nuevamente la eterna pregunta ¿Quién soy yo?

Antes que nada tenemos que hacer los deberes y comenzar a simplificar nuestra vida. Esto consisten en comenzar de forma decidida a desaprender los aprendido, deshacernos de  ideas, creencias y conceptos erroneos, que bien hemos adquirido o nos han dado desde nuestro nacimiento, estos son obstáculos para una correcta comprensión de la realidad. El surgimiento de la forma y concretamente nuestro cuerpo biológico es un hecho producido no en el momento de la unión ovulo-espermatozoide, sino mucho antes, es decir en el ámbito no-local. Las causas y condiciones se generan inicialmente en el ámbito no-local, son las semillas energéticas buenas y malas que generamos en el momento a momento  de nuestra vida presente. Comprender esto es comprender la impermanencia, la interdependencia y que todo está en continuo movimiento, esto nos permitirá percibir de forma espontánea la realidad  tal cual es ¿Por qué nos complicamos tanto en buscar aquí y allá? Puedo entender y comprender  que es parte de nuestra condición y evolución esta búsqueda pero en algún momento tendremos que parar. Realizar de forma gradual la autorrealización es empezar a PARAR de buscar compulsivamente. ¿Habéis observado alguna vez que cuando miras un objeto no te ves los ojos? Y esto no quiere decir que no tengámos ojos.

Es mucha la información del ámbito local que no percibimos de forma consciente debido fundamentalmente a nuestra limitada capacidad de los sentidos, y sin embargo con un poco de esfuerzo será suficiente para conocer la verdadera realidad de quienes somos, solo hay  que mirar en nuestro interior con atención y concentración sin esperar nada. Ese es el secreto, con paciencia, no esperar NADA y sin embargo seguir practicando con motivación, perseverancia y atención.

Un abrazo de alegría

Tagged with →  
Share →